La resiliencia, o cómo resurgir de tus cenizas

La resiliencia, o cómo resurgir de tus cenizas

La historia del Ave Fénix es bien conocida a nivel mundial, un ave capaz de resurgir de sus cenizas haciendo gran referencia al fuego y al sol.

¿Por qué menciono ésto?

Los seres humanos, como tales, poseemos la capacidad denominada “Resiliencia”, lo cual se le otorga en su extremo, la capacidad de resurgir entre las cenizas. Evolutivamente tiene sentido, hemos pasado épocas duras y otras muy duras, viviendo al límite, sin comida o bebida. Esta capacidad de supervivencia extrema nos ha permitido llegar a día de hoy como especie.

La Resiliencia es la virtud o capacidad que posee una persona para sobreponerse ante cualquier adversidad, afrontando innumerables situaciones, incluso aquellas que causen duras pruebas a una persona misma. Además, ayuda a mejorar, madurar y avanzar en proyectos y aspectos de la vida de un ser humano.

En el transcurso de la vida de una persona, es fácil considerar que afrontará una gran cantidad de situaciones que pueden ser llamadas insuperables, así que, la resiliencia es superar las adversidades y mejorar como persona de una manera eficiente y constructiva.

Historia del Ave mitológica Fénix

Como mencioné al inicio del tema, la historia mitológica del Ave Fénix nos habla sobre un ave con cualidades magnificas, con una virtud que solo podía cumplirse en su lecho de muerte. Esta ave podía arder en sus propias llamas, y de estas cenizas renacer como un ser nuevo pero diferente.

Su historia, dejó grandes incertidumbres, y la psicología ha resuelto algunas de nuestras dudas, tales como, el renacer del Ave Fénix es denominado “crecimiento Postraumático”.

Crecimiento Postraumático

Cuando hablamos de Post-Trauma hacemos referencia a lo sucedido luego de un evento traumático para una persona, alguna acción cometida o un suceso durante su vida que ha cambiado esta misma, creando así un Post-trauma.

Prosiguiente a esto, existe el crecimiento a través de. Con esto queremos decir, que luego de un suceso traumático en la vida de una persona, estas mismas experiencias pueden ser convertidas o usadas como enseñanzas para mejorar y superarse en la vida, logrando así el crecimiento personal después de un trauma contundente.

Teniendo en cuenta que todos vamos a pasar en algún momento por experiencias de este tipo, y que cada uno va a tener una fase de duelo o de superación distinta, ser consciente de ello dentro de la dureza del momento nos puede permitir ser más fuertes y superar nuevas adversidades con más facilidad, aprendiendo del proceso.

La resiliencia, Personas que han superado grandes traumas

Una persona Resiliente es aquella que ha logrado pasar por al menos un evento traumático en su vida, y tras diferentes circunstancias ha logrado avanzar y obtener beneficios de dichas situaciones.

A esto, se le conoce como parte de la “Hipótesis de las adversidades”, lo cual indica que una persona no logrará avanzar en su vida sin haber experimentado circunstancias de este tipo. Algo así como que el mayor desdichado es el que nunca ha sufrido, pues no ha podido enriquecerse de este proceso. Para lograr un desarrollo personal completo, una persona debe afrontar circunstancias traumáticas, momentos decisivos y superar estos mismos. Aunque, considerada una hipótesis muy drástica, se puede realizar una interpretación adecuada de esta misma, en la cual el ser humano debe tener obstáculos para lograr avanzar en su vida.

Un trauma en la mente de la persona puede lograr que esta realice un análisis profundo sobre su propia vida, cambiando así aspectos de su personalidad, rasgos emocionales, y aspectos físicos. Con el fin, de superar el evento Postraumático y florecer de entre las cenizas en la cual se podría encontrar tras este evento, o incluso ya antes.

Es normal que realicemos profundos análisis después de eventos críticos. La pregunta que deberíamos realizarnos sería… ¿podemos beneficiarnos de realizar estos análisis sin padecer este tipo de circunstancias?

¿Cómo lograr un Desarrollo Personal adecuado?

Para mantener un equilibrio estable entre eventos positivos y negativos se debe tener una apreciación de los mejores momentos, valorándolos y sintiendo apreciación por estos.

Para lograr un desarrollo personal idóneo se requiere mantener valores fuertes y estar preparado para aceptar cambios y situaciones diferentes en el entorno.

Es vital, aprender a superar tanto una ruptura, como un duelo. Así, lograrás afrontar las adversidades y ser una persona Resiliente. Pero es también importante analizar en el día a día, buscando llegar fuerte y limpio ante una situación de este tipo, lo que sin duda nos va a permitir superarla con garantías.

Las características de una persona Resiliente

  • Conoce tus virtudes y limitaciones, tanto personales como laborales.
  • Transforma las situaciones difíciles en escalones para tu crecimiento personal, es decir, interpreta las situaciones difíciles y logra crear una solución y mejoras para tu vida diaria.
  • Confía en lograr tus objetivos y metas planteadas a pesar de las circunstancias que se puedan presentar.
  • Crea relaciones fuertes y duraderas, personas las cuales podrán apoyarte en las buenas circunstancias y en las negativas.
  • Analízate de manera continua, y no solo ante un problema concreto. Medita.
  • Ayuda. Coopera, Da a quién lo necesite. Seguramente, cuando lo necesites tú, será más fácil recibir ayuda.

Como siempre recomiendo, no olvides cuidar de tu salud, buscando siempre tener un equilibrio y un bienestar físico y emocional, estando preparado para cualquier situación que se pueda presentar. Ser fuerte y estar fuerte te permite superar problemas más fácilmente.

Conclusiones

No es fácil superar una circunstancia traumática. Sin duda, la experiencia es un grado incluso en ésto. Cada uno supera las adversidades a su manera y necesita su tiempo. De todas formas, una persona fuerte, reflexiva, que ha analizado las capacidades, que conoce su círculo de acción y que es capaz de pensar estatégicamente, va a poder sobreponerse de manera más rápida y fácil a una situación que sea realmente dura y difícil. Cuando estamos ante una situación de este tipo, ya sabemos perfectamente cuáles son. Una pérdida cercana, un accidente grave, una enfermedad, un problema económico severo…

No es cuestión de hacer como si nada ha pasado, de parecer superhéroes y de cargar en la mochila un duelo innecesario. No hay que superarlo en tiempo récord. Es cuestión de superarlo a tu ritmo, entender qué podemos hacer por nosotros mismos y el resto de la gente, establecer un plan y superarlo. Eso sí, antes de ayudar, ser fuertes. Primero ponte tú la máscara de oxígeno, y luego ayuda a los demás, como en los aviones.

Si estás en una situación de este tipo, te mando toda mi fuerza y apoyo. Si no lo estás y conoces a alguien que lo está, dale toda tu fuerza y házselo saber. E intenta hacerte más fuerte para superar las adversidades, aprendiendo de ellas, sin temerles pero respetándolas.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Manuel Martinez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.