Ponte en modo vida – Toma las riendas

Como sabéis, llevo algunos días usando el hashtag #PonteenModoVida, incluso he creado un grupo en Linkedin (enlace) en el que os podéis unir creando contenido, interactuando con una comunidad afín que pretende desarrollar sus competencias emocionales, factor claramente diferencial en una época en la que prevalece la estandarización de lo frío y material.

Y para mí el paso fundamental para ponernos en modo vida pasa por tomar las riendas de la misma. Y advierto que no es un tema fácil, más bien complejo y multifactorial, por lo que voy a tratar de sintetizarlo con algunos ejemplos prácticos.

Tomar las riendas de tu vida. ¿Estás decidid@?

El primer paso para conseguir algo es, sin duda, proponérselo. Sin rumbo, iremos a merced del viento. Con rumbo, el viento será nuestro aliado, un elemento más en vez del director de nuestro destino. Y pensemos cuántas veces vamos por la vida sin rumbo, en piloto automático, haciendo por hacer.

Trabajo en la indústria farmacéutica. Dicha industria, hace un par de décadas, observó que debido a la complejización de las cadenas de suministro por la internacionalización de los factores productivos a Asia, y la entrada en juego de nuevas tecnologías, las personas que tomaban las decisiones, en este caso las liberaciones de lotes al mercado, habían perdido control y existía la posibilidad de que un fallo provocara algún peligro grave para la salud pública. Lo que hicieron fue aplicar un giro copernicano. Un cambio de paradigma. En este caso, lo importante era hacer entender ésto creando toda una cultura en las empresas, diseñar bien todos los procesos, medir los riesgos en toda la cadena de suministro y siempre y controlar los cambios que pudieran modificar lo diseñado.

Y funciona. Por esto, pienso que es un modelo exportable a nuestra forma de ver la vida, y que podemos tomar las riendas de la misma haciendo un giro copernicano y poniendo en duda hasta la más profunda de nuestras creencias.

Y para ello, la receta es simple:

  1. Planificar
  2. Hacer
  3. Evaluar
  4. Actuar o corregir.

Y eso siempre, y con todo. Parece complejo, pero no lo es tanto.

Ejemplos prácticos

Voy a intentar ilustrarlo con una serie de ejemplos prácticos, que espero sirvan de ayuda. En cualquier caso, os invito a comentar e intentaré dar respuesta a los comentarios.

Este ejemplo que compartí en Instagram, para mí es claro. El alcohol, según muchos estudios, es un potente depresor del sistema central. Sin embargo, mucha gente sigue consumiendo alcohol para refugiarse de sus problemas, por la sensación de euforia que provoca a corto plazo. Beber para olvidar no va a alejarte de tus problemas, va a hacer que pierdas la percepción de los mismos, que busques excusas y te autoengañes. Te va a hacer más débil.

Por tanto, deja esa copa y ponte a planificar cómo hacer para enderezar la situación.

Una magnífica forma de autodestruirse es fumando. Ningún beneficio y miles de estudios que prueban que debilita la salud. Si es tu caso, prueba de hablar con un ex-fumador. Todos te van a hablar maravillas y de cómo su vida ha ido a mejor. Seguir buscando excusas, procastinando, es considerarte poco capaz de vencer a los problemas. Creeme, no sabes bien de qué eres capaz. Apaga el cigarrillo y empieza a volar.

Si me dieran un euro por cada vez que he oído que alguien no tiene tiempo para cuidarse… No es cuestión de tiempo, es cuestión de prioridades. No voy a entrar en discutir temas de salud, simplemente pretendo mostrar el cambio de paradigma. Buscar excusas te debilita. Procastinar sobre decisiones clave en tu vida te aleja de tus objetivos. No es que no te cuides, es que aceptas la derrota. Una victoria moral para el aplazamiento de tareas.

Ojo, la fuerza de voluntad es limitada, pero te garantizo que una vez logres cambiar los hábitos, entenderás que vivir sano y cuidarse no es una obligación, sino que estabas entendiendo mal algunos conceptos. Y vas a disfrutar el triple los caprichos.

No tengo tiempo para estudiar. Voy a tope todo el día. Ya tengo una edad. Con niños es imposible. Lo creas o no, si te lo propones, lo vas a lograr. A veces es necesario analizar las tareas, eliminar cosas superfluas, hacer milagros, y de esta forma poder alcanzar una vida mejor. Aplica también a emprendedores.

Si lo ves, lo lograrás. Si buscas excusas, lo siento pero tendrás razón, y cada día más.

He subido muchos ejemplos en Linkedin en los últimos meses. La actitud tiene un gran peso en lo que eres, en lo que proyectas y en lo que te vas a compartir.

Símplemente prueba a hacer una locura y verás que nunca dejamos de ser niños, y que es posible ver la vida con otros ojos, los ojos de la felicidad.

Los problemas vienen solos, vamos a esperarlos con una sonrisa.

Conclusiones

Tenemos la capacidad de ver la vida de múltiples maneras. En líneas generales, ser capaces de vencer a la pereza, a los pensamientos negativos, a la procastinación, a la tristeza, nos va a fortalecer y permitir mejorar nuestra vida, nuestra salud, nuestras capacidades.

Y si somos fuertes por dentro, vamos a poder ser fuertes hacia fuera, ayudando a otros a conseguir sus objetivos. Ésto, en sí mismo, no garantiza la felicidad. Yo lo veo como un posible camino para alcanzarla.

Ponerse barreras mentales y autolimitarse, engañarse a uno mism@ es entregarse a los brazos del destino aceptando que nada de lo que hacemos impacta en nuestra vida. Qué triste.

Cada una de nuestras decisiones tienen un impacto, interior y exterior. Las operativas y las estratégicas. Planificar, hacer, medir y corregir van a hacer de nosotros personas fuertes, empoderadas, capaces de lograr sus objetivos de manera constante y decidida. Y sin depender de sustancias que nos debilitan, ni de objetos materiales que nos esclavizan. Aprender a disfrutar y disfrutar aprendiendo. Un poco de eso va la vida. De ponerse en modo vida.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Manuel Martinez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Siteground.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.